domingo, 24 de marzo de 2013

Bizcocho de yogur


La receta de toda la vida, eso sí, en cada casa, con los mismos ingredientes no queda ninguno igual.






Elaboración:

Se vacía el yogur en una fuente en la que iremos añadiendo los demás ingredientes. En el vaso de yogur echamos el aceite. En este paso es donde yo empiezo a personalizar la receta y sólo echo la mitad del vaso, normalmente la gente echa uno entero.
Añadimos los 2 vasos de azúcar y revolvemos un poco.

Antes de añadir los huevos se separan las yemas de las claras. Las yemas se añaden a la mezcla y las claras se reservan de momento.

Para aromatizar se rallan un limón o una naranja siempre muy superficialmente porque, si llegamos a la parte blanca que hay debajo, puede llegar a amargar.





Cogemos el vasito de yogur y lo limpiamos y secamos para poder medir los 3 vasos de harina sin que se nos quede pegada al vaso. Los vasos de harina los lleno como en la imagen, rebosando un poco y se echan en otro bol distinto del que tenemos y la mezclamos con la levadura.




Esto se revuelve y en este paso es donde vienen los distintos toques personales dependiendo del día y de lo que tengamos en la despensa. Podemos añadir media cucharada de esencia de vainilla en polvo o trozos de frutas picados muy pequeños para que se disuelvan con el calor y quede el bizcocho  más jugoso (He probado con manzana y con pera).

Mezclamos el contenido de los dos boles.

Encendemos el horno a 180°C.

Las claras las batimos a punto de nieve para que suba más el bizcocho y quede más esponjoso y las incorporamos a la mezcla siempre con la espátula y con un movimiento de arriba para abajo con movimientos envolventes, también haciendo cortes en la masa, nunca a lo bruto para no romper el punto de nieve.



Ahora ya echamos todo al molde engrasado con un poco de aceite y al horno durante 30 min. a 180°C. . ¡¡Ojo!! Esto en mi horno, así que te recomiendo que cuando se acerque el tiempo vigiles la mezcla para que no se te queme o se quede a medio hacer.

En el momento en que haya subido y se empiece a dorar, puedes abrir el horno y pincharlo. Si sale limpio el cuchillo es que está cocido. (Nunca abras el horno hasta que no suba la masa porque se te bajará de golpe).

Si empiezas en esto de la repostería te aconsejo que empiezes por este bizcocho y después pruebes a hacer las madalenas con masa de bizcocho de yogur.

Bon appétit.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...