miércoles, 2 de abril de 2014

Bizcocho cebra


Bizcocho con un rico sabor a chocolate y apariencia espectacular.
Desde que lo vi por primera vez me quedé con la cosa de hacerlo. La masa se elabora de forma sencilla  y se divide en dos partes. A una de esas partes se la añade el cacao y el efecto curioso que queda al hornear se consigue alternando las dos masas en el molde.

 Ingredientes: 




Elaboración:

  • Tamiza 300 gr. de harina con la levadura y la sal. Deja 30 gr. de harina aparte.
  • Bate los huevos con el azúcar.
  • Cuando estén esponjosos añade el aceite, los 2 yogures (En la receta original usan 250 ml de leche) y la cucharadita de esencia de vainilla.
  • Bate para integrar todo y añade la harina, bate un poco, sólo para que no se hagan grumos.
  • Incorpora la ralladura de naranja. Aquí ya no uso batidora porque la ralladura se queda pegada en las varillas.
  • Divide la masa en dos partes iguales. Lo mejor es pesarlas.
  • A una parte de la masa le añades el cacao y a la otra le añades los 30 gr. de harina reservada.
  • En un molde engrasado vierte las masas de esta manera:
    • 3 cucharadas de masa clara en el centro del molde.
    • Seguido, sin esperar viertes 3 cucharadas de masa con cacao en el centro de la masa clara.
    • Vas alternando sin parar hasta terminar.
  • Mételo al horno precalentado a 175ºC durante 40 min. No le pongas aire, sólo calor arriba y abajo. Acuérdate de pincharlo, con un palo de brocheta se hace muy bien, por si necesita más tiempo.

Ten en cuenta:

  • Si observas las fotos de la elaboración se me van un poco los círculos para un costado. Espero que tú tengas más maña. De todas formas, el resultado final sigue quedando bien.
  • Cuando realices la técnica de verter alternativamente los colores no eches menos cantidad de las 3 cucharadas. La primera vez que hice este bizcocho me salió de maravilla. Eso hizo que me envalentonase y el segundo lo hice con mangas pasteleras. Fui vertiendo pequeñas cantidades una encima de la otra y lo que pasó fue que se juntaron muchísimo las rallas y casi no se notaba el efecto cebra.


  • Van muy bien los racionadores de helado. Eso sí, necesitas dos, yo como sólo tengo uno uso la técnica de las cucharadas.
  • Este bizcocho se me suele cuartear un poco en la parte de arriba. He probado a cocerlo con menos temperatura y aumentando el tiempo de horneado, también he probado a cambiar los ingredientes y sigue pasándome. A mí no me importa porque sólo se abre un poco por arriba no tanto como cuando haces un plumcake. Pero, me pregunto cómo consiguen esos bizcochos cebra tan lisos y espectaculares que se ven por la red. Si alguien lo sabe que lo cuente.

2 comentarios:

  1. Nunca he sabido cómo hacer ese efecto tan bonito y ahora gracias a tu perfecta explicación me ha quedado clarísimo!
    Muchas gracias por hacerlo todo tan fácil!
    Un beso,
    Irene.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...