viernes, 5 de julio de 2013

Natillas caseras


Estas natillas echas sin polvos tienen un sabor suave y natural. Nos va a llevar un poco más de tiempo hacerlas que las de sobre pero el resultado merece la pena.
He cogido la idea de las de Gastronomía&Cía y la he variado a mi gusto.
Es una rica y sencilla forma de gastar las yemas que nos sobran cuando hacemos merengue.
También puedes hacer lo contrario si quieres hacer las natillas puedes aprovechar las claras para hacer merengue, y si no, una nutritiva y sana tortilla de claras.


Elaboración:
Reservar un poco de leche fría y desleír la maicena en ella.
El resto cuécela junto con el palo de canela y la cáscara de naranja.

Cuando hierva se aparta del calor y se reserva.
En un cuenco echa las yemas con el azúcar y bátelas hasta integrar.


Mézclalas con la maicena desleída en la leche.

Ahora échalas a la cazuela de la leche hervida. Antes de hacerlo quítale la canela y la cáscara de naranja.
Lo vuelves a poner a cocer a calor medio-bajo si usas inducción. Si tienes otro tipo de cocina a calor bajo.
Vas removiendo continuamente con espátula de madera hasta que espesen.

Es mejor que sea de madera la herramienta que uses para que no le dé sabor a la mezcla y también porque la madera conserva el calor de la espátula de forma uniforme aunque la saques un poco, no así el metal, que se enfría rápidamente y te cambiará la temperatura de cocción aparte de rayarte el recipiente.
Como he usado poca cantidad de leche y yemas sólo salen 3 raciones grandes o 4 pequeñas. Si quieres hacer más cantidad dobla la cantidad de todos los ingredientes.
El resultado es muy rico y no tiene nada que ver con las que se hacen con sobres del Súper.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...