jueves, 11 de julio de 2013

Cheesecake ligero


Elaborado con una base de galletas baja en grasas y un relleno de queso batido desnatado y yogur cremoso también desnatado.
El resultado es un pastel de queso bajo en calorías, muy ligero, suave y también muy rico y apetitoso.
Podrás observar que en los ingredientes lleva nata pero es que en repostería es necesario usar algún tipo de grasa para ligar los ingredientes y a la vez mejorar el sabor. Es poca cantidad ya que salen unas cuantas raciones y ten en cuenta que los demás ingredientes son 0% en grasas.
Lo mismo ocurre con la mantequilla que hace que las galletas formen una capa base sólida y unida.


Elaboración:
Bate el queso con el yogur a mano con un batidor de varilla. Para mezclar esta masa a mano es suficiente  porque se integra muy rápido.
Vas añadiendo los huevos uno a uno y bates.
Echa el azúcar y bate.
Agrega la esencia de vainilla.
Echa la harina y bate.
Por último la nata y bate.


Machaca las galletas lo máximo posible. Si tienes trituradora con ella y si no, mételas en una bolsa  de plástico de alimentación que sea resistente y le pasas el rodillo por encima.
Mezcla las galletas con la mantequilla derretida y revuelve bien.


Pon esta mezcla en un molde de horno y aplástala para que quede bien lisa. Mi molde mide 22 cm. y es redondo.
Echa encima la mezcla que tenías reservada.


Mételo al horno precalentado a 170ºC durante 1 hora y 10 min. aprox. Pínchalo con un pincho de madera cuando haya pasado una hora por si acaso. Si sale limpio apaga ya el horno.
Déjalo dentro enfriar otro rato más dentro del horno. Aprox. una hora.

Si lo tapas por encima con papel de aluminio mientras se cuece la capa de arriba quedará más tierna. Si quieres que quede un poco dorada esta capa y un poco más durita no lo tapes.
Sácalo a temperatura ambiente y desmóldalo si no tienes mucha costumbre procura usar esos moldes que se abren por los costados.
Cuando esté un poco más frío le echas la mermelada bastante líquida y lo adornas con frutas como cerezas, frambuesas, fresas, o lo que tengas a mano.
Lo metes un par de horas a la nevera y a disfrutar!.
También puedes utilizar otros tipos de queso pero no te recomiendo el queso de burgos porque al batirlo forma gránulos y al cocerlo sigue quedando así. El sabor es bueno pero la  textura no tiene nada que ver con el queso batido.

2 comentarios:

  1. Una receta esutupenda, muy de temporada. Me encanta

    ResponderEliminar
  2. Gracias Chary por comentar.
    Estoy contenta con el resultado porque llevaba varios intentos sin acabar de conseguir lo que quería y eso desmoraliza un montón.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...